La fiesta del cordero (Parte I: la piel)

"...Asoma el bicho su cabeza por la ventanilla y saca la lengua mientras da patadas a sus compañeros de viaje. El trayecto a casa de sus anfitriones se convierte así en una escuela para los hijos, que aprenden desde pequeños a recibir coces..."

Blog de WordPress.com.

Subir ↑