El mundo en tus manos [Mejor que hablar darija]

IMG_20180325_153116-compressor
Volubilis en tus manos

En este cursillo por fascículos con el que espero mejores tu darija, a menudo me temo espantar de golpe a la mitad de la clase por falta de interés y al cincuenta por ciento restante un poco más adelante porque la correcta pronunciación se aprende practicándola in situ y difícilmente gracias a un blog. Esto me anima a hacer como esos profesores que el día que están cansados se justifican ante sus alumnos diciendo que, por ser viernes, dedicarán la última hora a alguna tarea más lúdica. Cierra por tanto tu cuaderno de apuntes ya que hoy aparcamos las diferencias entre la sin, la shin y la sad, y tendremos nuestra segunda lección de lenguaje no verbal. ¿Ya has olvidado lo que tratamos la vez anterior? Para simular que soy un profesor con metodología y fundamento, lo he dividido en bloques temáticos:

  1. Con la iglesia hemos topado (es un decir)

Quizás seas de esos que no profesan un gran interés por los asuntos religiosos. Pertenezcas o no a ese club del que yo tampoco soy miembro, no podrás negar que, en Marruecos, el islam se encuentra presente de una u otra forma en la inmensa mayoría de sus comportamientos y expresiones. Por supuesto también cuando hablan con las manos. Aprende al menos a reconocer su significado para ahorrarte malentendidos.

¿Has observado a alguien que levanta el dedo índice igual que en aquel anuncio de repostería industrial? No está pidiendo que nada le caiga de las nubes, ni solicita permiso para ir al servicio como hacíamos en la escuela. Señalar el cielo es la forma de decir Allah y su uso está muy extendido como respuesta a multitud de preguntas. Te invito a que las descubras por ti mismo.

Se-fue-a-rezar-compressor
Vuelve ahorita mismo

¿Un puesto del zoco está vacío y el tendero vecino desciende sus dos manos con las palmas hacia abajo igual que los súbditos con el señor feudal? Ni te alaba, ni te hace la ola. Tan solo te informa de que su compañero se ha ido a rezar, como un cartel que indica: “Volveré en 5 minutos”.

  1. Discusiones y excusas
shal-heddi-compressor.jpg
Hace la torta de aquello

¿Pretendes abroncar por algún comportamiento que te ha enfadado? Prepárate para que te respondan agitando la mano al lado de la cabeza, como si limpiaran el aire que rodea su oreja derecha. Es la manera de decir que eso ocurrió hace tanto tiempo que no merece la pena recordarlo. Lo pueden acompañar con el cierre de los ojos para indicar que no piensan disculparse por aquello, que es ya agua pasada, que lo olvides. En árabe significa exactamente shal heddi, hace mucho tiempo, y ten en cuenta que tu criterio para determinar que ocurrió en un pasado remotísimo (Hace mil años, en los tiempos de Cristo, antes del diluvio) no corresponde exactamente con su valoración (Hace dos semanas, la víspera, esta mañana). El tiempo se vuelve más subjetivo que nunca cuando discutes con un marroquí.

Hay un gesto que tan pronto aseguran que solo lo hacen los del norte, como que es cosa de mujeres, así que lo he dejado por imposible. Pretendía ignorarlo del todo porque, aunque entiendo su significado, no comprendo su uso. El dedo índice apoyado sobre la mejilla derecha, a veces deslizándolo levemente, es la forma de decir hshuma, ¡qué vergüenza! Podríamos dedicar toda la vida a comprender sus múltiples resonancias, ya que cometer un acto deshonroso, no solo atenta contra ti, sino contra toda tu familia y, quien sabe, si también contra tu barrio, tribu, ciudad y el país entero. Ahora no sé si he hecho bien en explicártelo, te pondrás rojo como un tomate si alguien te hace este gesto.

  1. Hazte el simpático

A la hora de estrechar la mano, hay un detalle que has de tener en cuenta. Cuando alguien llega para saludar a un grupo de personas, normalmente lo hace ala limin, en el sentido contrario al de las agujas del reloj, comenzando por la derecha. Imitarlos les indicará que llevas tiempo en el país y que haces un esfuerzo por integrarte. Como tiendo a teatralizar tanto como ellos, a menudo ofrezco mi mano a alguien situado a la izquierda y, justo antes de que me la agarre, corrijo fingiendo detectar mi error y se la acerco al del extremo opuesto. El primero se queda normalmente algo confundido, pero enseguida alguien aclara con un cumplido: ala limin, maalem. No temas sobreactuar cuando exageres tu expresividad corporal. Por mucho que lo intentemos, jamás llegaremos a su nivel.

img_20180405_140635-compressor.jpg
Jerga bereber

10 comentarios sobre “El mundo en tus manos [Mejor que hablar darija]

Agrega el tuyo

    1. Madre, no es nada difícil. Solo tienes que seguir los siguientes pasos:
      1. Creerte que puedes hacerlo.
      2. Leer atentamente el artículo.
      3. Imitarlos.
      Practicamos juntos si quieres la próxima vez que nos veamos.

      Me gusta

    1. Alumno Lozano,
      estudie bien las lecciones porque algún día haremos examen sorpresa.
      Hoy amanezco en tu adorada Tanger, ayer por la tarde estuve con la última Juanita Narboni.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: