Malika Embarek, cómo traducir a Leila Slimani

Malika Embarek-compressor
“abolirás las expansivas, eufóricas carcajadas”

Leila Slimani fue un regalo de la tía Pilar. Malika ríe soñadora y se acomoda en la minúscula butaca de una solitaria cafetería de Casablanca. Quizás la memoria se dedique a hacerme creer que conversamos en el Rick’s Café Américain mientras sonaba incansable un piano lejano. Tuve la fortuna de conocer a Malika Embarek durante el homenaje a Juan Goytisolo del pasado año. Aún quedaban un par de meses para que le concedieran el Premio Nacional de Traducción. La presentaron como traductora de Mohamed Choukri.  Le pedí permiso para frotar mi mano contra su brazo y así robar parte de su baraka que imaginaba contaminada por la del escritor. Me permitió que lo hiciera mientras contaba viejas anécdotas. Una forma absurda de comenzar una amistad. Hoy me concede su mañana para hablar de Leila Slimani y de su experiencia traduciéndola.

El propio mestizaje de Malika Embarek López, mitad española, nos magrebia, la han convertido con una experta en autores marroquíes. Habla del primero que tradujo, Edmond Amran El Maleh, con sentida emoción. Siempre alerta a las novedades, leyó la primera novela de Leila Slimani, Dans le jardin de l’ogre, cuando se publicó. Le cautivó la voz de la narradora, tanto en la novela como en las entrevistas. Slimani, de formación periodística, muestra en los artículos su plena libertad.  Parece sentir la necesidad de decir las cosas tal cual las piensa. Después de Bataclán, tituló: ”Integristas, os odio”. Malika subraya esa valentía y señala que ha sido la que ha llegado más lejos. Fue creándose una cierta admiración por la escritora. Durante la despedida de la tía Pilar, reunidos los seres queridos, sonó el teléfono. Aceptó de inmediato la oportunidad de traducir Chanson douce de Slimani y le agradeció a su tía aquel fabuloso regalo de despedida.

Luces-compressor
Profesora y alumno sentaditos en el sofá

El libro fue galardonado con el premio Goncourt, por lo que el trabajo debía acelerarse. Esto hizo que comenzara a traducir sin haberlo leído previamente. Descubrió sus oscuros rincones según escribía en el ordenador. “Le bébé est mort.” El bebé ha muerto. “Il a suffi de quelques secondes.” Bastaron unos pocos segundos. Párrafo a párrafo se adentraba en la psicología de los protagonistas. La historia de desplegaba ante ella, como ante un lector más, uno muy especial que se fija en todos los detalles y toma notas en una hoja Excel. Los objetos que se repiten. La libreta con tapas de florecidas, el moño por encima de la nuca, el eterno cuello bebé. Hay que mantener exacta la traducción. No puede aquí ser una libreta de tapas con flores, acá un cuadernito de cubiertas floridas y allá un libro de notas adornado con flores. Me lo explica con la seguridad de quien todo anota y revisa.

Asegura que le costó mucho esfuerzo ajustar los tiempos verbales. El passé composé, omnipresente en francés, se puede transformar de maneras muy diferentes. Miró, ha mirado. En ocasiones no hay una traducción pura y hay que escoger entre dos opciones que son meras aproximaciones. Durante la revisión, una vez terminado el primer borrador, se percibe la importancia de esas decisiones. Podría anticiparse un cierto estado anímico, una desgracia por ocurrir o una reacción imprevista que el lector no debe todavía conocer.

Sexo-y-mentiras-compressor
Traducidos por Malika Embarek

Habla con naturalidad de las inevitables pérdidas. En este caso dos fundamentales. La primera en el propio título, Chanson douce, conocida canción de Henri Salvador muy popular en Francia. Esa referencia cultural se diluye irremediablemente. La segunda está relacionada con las canciones infantiles que entona la niñera protagonista. Una españolización hacia una melodía peninsular podría confundir y hacer creer que además de bañarlos, les enseña idiomas. Se recoloca en el butacón tapizado para presumir de las ganancias que equilibran la balanza. Al traducir del francés, se aligeran las frases con la eliminación de los obligados pronombres galos. Por último, lo más importante. El riquísimo uso del diminuto en castellano le permite no solo esquivar el cansino petit, petit, petit, sino también matizar a esa “mujer sentadita en el banco”. Acerca el butacón de brazos de madera para decirme que ya ha traducido su nuevo libro, “Sex et mesonges”. Un ensayo sobre la vida sexual en Marruecos en la que ha descubierto una voz distinta, como si se tratara de otra escritora. Vuelve a hablar de Leila Slimani. Su forma de ser no coincide con la apariencia externa. La imagen de burguesita bien criada esconde a una autora natural, sin dobleces, nada retorcida. Malika Embarek, su traductora al español, tampoco tiene doble fondo. Y es muy generosa con su baraka. Aprendí He aprendido Aprendo tanto escuchándola.

Chanson douce y Sex et mensonges, de Leila Slimani, han sido traducidos al castellano por Malika Embarek y editado por Cabaret Voltaire. Los puedes encontrar en tu librería más cercana como Canción dulce y Sexo y mentiras. Vida sexual en Marruecos

Esta entrada forma parte del proyecto Adopta una autora, del que formo parte como adoptante de Leila Slimani.

8 comentarios sobre “Malika Embarek, cómo traducir a Leila Slimani

Agrega el tuyo

  1. Estudié francés en el colegio y después, en dos ocasiones, he vuelto a hacer cursos para recordarlo. No lo hablo mucho pero lo justo para entender esas pequeñas diferencias de las que hablas en la traducción de un texto. Debe ser apasionante hacerlo.
    Hubo un libro que leí cuando tenía 15 años que trataba sobre una mujer traductora de libros y me gustó tanto que pensé en serlo yo también. Sin quererlo hay un toque personal en las traducciones. Creo que incluso al intentar ser totalmente fiel al texto a traducir, ya estás dejando tu sello.
    Me da pena no recordar el nombre de aquel libro, pero gracias por traerme ese recuerdo de los 15 años.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: