Impresiona a tu anfritión con darija básico

img_00003386.jpg
Mrhaba!

¿Te han invitado a cenar a casa de algún marroquí y temes no estar a la altura? ¿Va a ser la primera vez que estés en la casa de una familia local? ¿Te asusta la idea de decir algo que les pueda ofender? ¿Estás cansado de soltar siempre las mismas cuatro palabras en darija? ¿O, simplemente, te gustaría presumir delante de ellos de cuánto has avanzado en tu integración en el país? En esta lección de darija básico, revisaremos los momentos fundamentales en los que tu correcta reacción es clave para dar una buena imagen.

—Shkun? —Qarib (شكون؟ قريب): En la misma puerta de entrada dispondrás de tu primera oportunidad de lucimiento. Lo más probable será que te acompañen ellos mismos hasta su casa en una primera visita, pero si no es así, si por tus propios medios has recorrido las callejuelas para llegar allí, deberás estar atento al llegar. Cuando toques el timbre de entrada, preguntarán quién es diciendo: shkun? (شكون؟) Para responder no hay que decir tu nombre, sino qrib (قريب), que significa cercano, y es la manera de expresar que eres alguien de la familia o un amigo, que no se trata de un desconocido que llegue con otros propósitos. Para alguien cercano, la puerta siempre está abierta.

Mrhabebik / mrhabebikum ( مرحبابك/ مرحبابكم): Es la forma de dar la bienvenida en singular y plural. Te lo dirán al entrar y seguramente te lo habrán dicho antes muchas veces. La hospitalidad es una de las características más destacadas de Marruecos y una de las cosas que se destacan al relatar a la vuelta cómo ha ido un viaje por el país. Lo que se espera es por supuesto que aceptes la invitación. Te sorprenderán con alguna propuesta cuando apenas te conocen. Acabas de encontrarte por primera vez y ya insisten en que vayas a su casa a tomar té (Mohamed). En general, tenerte en su casa ya es un motivo de orgullo, y además les permitirá presumir delante de sus vecinos de ser capaces de tener amistades extranjeras. A veces percibirás que hablan de amigos de algún otro país y con el tiempo comprenderás que simplemente se trata de alguien que vieron una vez. Cuesta un poco acostumbrarse a esto.

—Kul shi bejer? —Bejer (كل الشي بخير؟ بخير): Como en cualquier otro idioma existen fórmulas de cortesía para preguntar cómo van las cosas. Es importante que comprendas que en ningún caso están interesados en conocer realmente cómo te va, así que no les aburras con una larga explicación acerca de dolores físicos, molestias del alma o penas monetarias. Es solo una forma de comenzar la conversación. —¿Todo va bien? —Bien. (كل الشي بخير؟ بخير) Lo que me gusta de esta versión respecto a otras posibles, es que puedes matizar el grado de lo bien que van las cosas, estirando la primera e de bejer. Cuanto más larga, mejor va todo. A pesar de la falta de interés por conocer los detalles, insistirán preguntando por tu familia, el trabajo y la salud. Continuarán desglosando el asunto y seguidamente les tocará saber cómo le va a tu padre, a tu madre, a tus hermanos, a los hijos, a los tíos y a los primos, en una inacabable charla en la que nadie comunica nada, simplemente está todo beeeeeejer.

img_00001694.jpg
¡Come y calla!

Kul, kul (كول): Una vez estéis sentados a la mesa, lo más probable es que no haya cubiertos con los que comer, así que tendrás que hacerlo con las manos. Limítate a imitarlos y observa cómo se ayudan cogiendo un poco de pan. Te llamará la atención que todos compartan un único recipiente. No es habitual que cada uno tenga su propio platito. En cualquier caso, te convertirás en el centro de atención y estarán pendiente de que comas tanto como te sea posible. ¿Qué significa esa palabra que te repiten sin parar? Kul, kul. (كول, كول) Te están dando la orden de que sigas comiendo, como si fueras un niño de la posguerra al que le faltaban las lentejas en el plato. Por cortesía seguirás con los pedazos de carne que están apartando para ti. Lo hacen con los niños y con los extranjeros, como la madre que corta el filete en trocitos para el más pequeño. Esperan que tragues sin parar y en cuanto te pares un instante para tomar aire porque estás hinchado de tanto cuscús, te mirarán decepcionados y confusos y volverán al ataque: kul, kul. Y se preocuparán por si algo no está a tu gusto, pero para eso ya tienes la respuesta: bejer!

Los archivos de audio han sido amablemente preparados por Mounir.

9 comentarios sobre “Impresiona a tu anfritión con darija básico

Agrega el tuyo

    1. Buenos días olga,
      si quieres adentrarte poco a poco ve a Assilah o a Chefchaouen y si quieres entrar directamente hasta la cocina te recomiendo Fes o Moulay Idriss.
      Claro que hay mil sitios por descubrir.
      Gracias por las palabras elogiosas. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: